Archive for 28 octubre 2009

Virtual

En este lado de mi carne
existe un ordenado mundo de sucesos,
y en el revés de las cosas existe el otro mundo
el de la sombra
de esta luz que descubrimos cada día
 
Cuando pronuncio tu nombre
alguien calla a mis espaldas…
Y este desgarro de vivir que me oprime
en el otro lado genera alegría.
Y yo tendré que cuidar las palabras
para el silencio de tantos labios.
Caminar entre los rostros
que no tienen ni ojos, ni boca, ni oidos.
 
A veces
quiebro todas las voces en blasfemias
para que allá puedan decir  "te amo",
mato el poema entre los huesos
para que alguien pueda cantar a solas.
 
Y odio también mis semejantes
para que otros, ahí detrás
enciendan su corazón enamorado.
 
Qué destino doloroso de espejo ciego.
Laberinto celeste que nos acoge
en este hueco fantasmal del universo
y nos vacia las pupilas de estos planos ficticios
que resbalan por mi piel hacia la nada.
 
Enzina Santacroce
 
 
 
 
Virtuales posibilidades no fijadas
Un estado de reposo que no es causa
ni efecto
solo incierto y discontínuo
 
El hábito enlazacon el cambio de lugar
y su expresión en el ser
en la necesidad total
mediante impulsos
que se convierten en hechos d una alteridad
en un espacio y un tiempo irreal
donde solo el instante actua como fuerza
sin duración
lugar de lo posible que no necesita de realidad
 
Pipirigayo

Y el día

 

 

Converge

en el sitio preciso adonde espero.

 

Pongo sueño adentro de otro sueño.

con las palabras suspendidas de los diálogos

que se quiebran a mitad del cansancio.

 

Hay un silencio que ha nacido para decir amor

y volver al silencio.

 

Todo está a los pies de la ausencia,

una espera voraz

y el tiempo se detiene cuando me dices te beso.

 

Paso despacio el trasluz de mi esperanza,

atravieso mi voz que te nombra

y sigo el camino del día

 

Enzina Santacroce

 

 009 (8)

 

 

Que incierto camino te trae

desde esas pausas hasta las siguientes

 

mientras de beso en beso

sujetos de la palabra

todo sigue surgiendo de las sombras

 

Aquí los días son pestañas que caen

para confabular un deseo y soplarlas al viento

 

De nuevo frente a la luz del blanco incierto

mis pensamientos vagan del color a ti

y en medio una respiración

 

Ya no sé si estoy en lo que hago

o es que hago para regresar

embriagado de esperanza

 

Pipirigayo

Nosotros

 

Los hijos del viento

sobrevolamos junto a las hojas de sangre

los sexos y la sed de las espigas antiguas

apenas balanceadas

apenas

 

Nosotros llevados por las aldeas´

abriendo puertas y ventanas

acariciando nuestros muertos

y desde ellos nuestro corazón

 

Aquí

en el cuerpo del viento nos hemos encontrado

quizás fue el movimiento del cosmos inclinado

sumando sus rotaciones

y unirnos ciegos de límites

 

Enzina Santacroce

 

                   img057 img058

                    img059 img323

 

Tal como se vence el agua

de cristales y espumas

cayendo incesante

vencidos nos hemos reconocido

llorando

 

Sí, en el cuerpo del viento

nutridos de antigua esperanza

hemos resistido a los muros

y elevado la sangre

 

Por eso

cuando sobrevolamos la sed de los sexos

se derraman de todas las heridas

los humores dormidos

de la pena

 

Pipirigayo

 

   

Sin Límite

 

     005 (3) - copia

 

Los horizontes de cuya luz vinieron al presente

para ver lo cercano que se muestra

y el cielo abierto sobre nuestras cabezas

para hacernos mirar para otro lado

 

En ese otro lado donde ya no hay líneas que separen

el cielo de la tierra y la luna del sol y la noche del día

unimos el este con el oeste y el norte con el sur

y se cruzan nuestras miradas de antes y de ahora

 

Sí, voy cambiando para verte distinta cada vez que te miro

y contemplar asombrado la transformación de los ayeres

sin dejar de mirar en la dirección en que lanzamos la flecha

 

Ese arco que tensa nuestras almas es del bambú ancestral

del junco elástico que nace en la orilla del tiempo y fluye

y las proyectará en sus remolinos para que sean medula viva

Sí no Creyera

 

Si creyera

que todos los signos son indicios

entendería porqué las huellas del pasado

sumidas en el sueño

despiertan

 

Si creyera

que el pasado ciertamente dejó de ser

comprendería el renovado impulso

fruto de las perennes incertidumbres

del porvenir

 

Si no creyera

en el intrincado misterio de este amor

dejaría de creer en el enigma

sin preguntar más

porqué un solo instante

es capaz de realizar el milagro

y repetirse nuevo cada vez

contigo

 

  014 (2) - copia

Huella de la Memoria

 

      006 (2) - copia

 

Lo que se inscribe en el alma y la piel

perdura

y el deseo lo busca incesante

para revivirlo

 

No tiene una razón física

pero necesita de su contacto

para actualizar el instante

y completar la hazaña

de vivir en la sin razón

de lo etéreo

a través de los cuerpos

Trata de A modo de cuento « Entre la pasión y la muerte solamente hay espera – La Coctelera

 

Cita

A modo de cuento « Entre la pasión y la muerte solamente hay espera – La Coctelera
« Construyendo | Inicio | Algo Queda » A modo de cuentoEnzina | 18, jul Ella murio de tanto estar alegre, cantar por las mañanas y alimentar los pájaros con pequeñas migas de pan.Huele a manzana silvestre su figura en la cesta dondeamontonaba, sus ganas de vivir.Cuando sale a caminar hata el lago, la gente le saludaba y hoy miran su ventana añorando su recuerdo gentil y sonriente, su brillo en la mirada ,su voz suave y su resplandor de frutas de verano.Las puntillas salientes de su enagua. La sombrilla quieta y colgada del perchero, pero un aire travieso agita guirnaldas que colgaban en el jardín.No se ha ido…En la casa sus pasos van y vienen corriendo y acomodando viejas cortinas y sábanas amarillas:estatuillas de cera, tazón de porcelana y velas encendidas…Ella amaba la vida, la frescura del alba, la brisa entre sus ruedos…Siempre recostada en un sueño, deshojada en un libro no escucho que la vida se le escapaba en silencio.

 

Enzina Santacroce